UA-54649420-1 Ser Emprendedor: Cómo empezar a trabajar freelance

Linkedin

domingo, 27 de septiembre de 2015

Cómo empezar a trabajar freelance

Si quieres empezar a trabajar freelance significa que estás pensando en trabajar por tu cuenta que es lo mismo que decir de forma independiente para crear tu propio negocio.

Asimismo debo decir que el trabajo freelance no es fácil pero tampoco es tan complicado como para que tú no puedas pensar en convertirte en un freelancer.


Cómo empezar a trabajar freelance



Paso a paso te voy a explicar como hacer para empezar a trabajar freelance.
Ofrecerás tus servicios manteniendo una relación a corto o a largo plazo con uno o varios clientes. Estás preparado? Sigue leyendo…

CONDICIONES DE TRABAJO   

 .

1. Las condiciones legales para trabajar freelance son distintas dependiendo de cada país, pero normalmente necesitarás registrar el nombre propio o el nombre que hayas elegido de tu negocio y hacerte cargo de los impuestos que de ello deriven.

2. Como trabajador freelance es de suponer que cuentas con ciertas habilidades para desenvolverte con excelencia en algún campo del mercado determinado como por ejemplo la redacción de contenido, el diseño Web, programación, etc.

3. Sea cual sea tu habilidad se supone que eres eficiente en lo tuyo.

4. Crea un nombre o marca de tu negocio. Tómate el tiempo necesario para pensar un nombre que te identifique y que identifique a tu negocio.

5. Por ejemplo mi nombre es Anareader, no me resultó muy difícil pensar en mi nombre de fantasía. Al ser una persona a la que le apasiona la lectura me decidí por agregar a mi nombre de pila “reader”, lo escribí, lo pronuncié y me gustó. El nombre de mi blog es “Ser emprendedor” porque tuve la necesidad de crear un blog que ayude a los redactores freelance con tips probados por mí.

6. Una vez que ya pensaste en el nombre propio o de tu marca puedes continuar pensando en un logo. Mira mi logo y te darás cuenta que se identifica con lo que se compone mi blog.

7. Si no sabes cómo hacerlo es mejor que pienses en contratar a un diseñador, ya que será un gasto por única vez.

8. Luego piensa en tener tu sitio Web propio y pago. En este momento también deberás tomarte un tiempo para pensar en el nombre del dominio. Un (.com) es lo mejor para Google.
9. Piensa en un nombre que sea fácil de recordar para ti y para los demás.  En una reunión cualquier persona puede preguntarte por tu dominio y tú no se lo escribirás se lo dirás oralmente, pues entonces piensa en un dominio de una o dos palabras y fáciles. En mi caso elegí (http://freelancetrabajo.com/)

10. A su vez si piensas considerar tu trabajo freelance como un potencial negocio manéjate de forma profesional evitando las cuentas de correo Hotmail. Gmail te ofrece un tipo de correo para negocios, aprovéchalo.

11. Ya tienes tu sitio Web, pues también deberás pensar un lema, una frase identificatoria muy simple que te identifique. En este caso elegí: “Emprende una vida hacia el éxito”, ya que mi objetivo es ayudarte a tener éxito al trabajar freelance.

12. Si has creado tu sitio Web con el objetivo de atraer clientes para vender tu producto on line necesitarás dividirlo en varias secciones en las que:
13. Incluirás un resumen de todos tus trabajos anteriores con una infografía o con fotografías o videos de lo que estás ofreciendo.
14. La información de contacto es esencial, ya que es la forma en la que te podrán contactar. Tú eliges qué datos de contacto a incluir. Todo depende de cómo hayas enfocado tu trabajo freelance.
15. Dado que en mi caso no vendo productos propios no tuve necesidad de incluir estas secciones, pues me es suficiente crear contenido Web en busca de un buen posicionamiento Web.

HAZTE CONOCER



Si quieres atraer clientes debes hacerte conocer en las redes sociales como Twiter, Facebook y LinkedIn como las más populares y útiles para atraer clientes.

Si tu intención es la de crear contenido Web, entonces ten preparados varios artículos para poder subirlos de inmediato una vez que tienes contigo un hosting y un dominio.

De hecho si abrieses una tienda física necesitas productos a la ventas de inmediato al abrirla, pues en el caso de un sitio Web, los productos necesarios son los artículos que has escrito.

APRENDE A COTIZAR EL TRABAJO



Una vez todo listo para funcionar buscarás un trabajo, lo conseguirás y lo cerrarás. Debes saber cotizarlo. Al principio como todo trabajador freelance cometerás errores ya que no sabes como cobrar tus trabajos.

Algunas veces puedes dividir tu trabajo en segmentos y cobrar de acuerdo a ellos, pero no todos los trabajos freelance son posibles de segmentar.

Por ejemplo un redactor freelance podría segmentar la cotización de la redacción de un libro electrónico teniendo en cuenta, el diseño de la portada, la cantidad de capítulos y la maquetación del libro.

Pero si el trabajo consiste en la redacción de artículos no existe demasiada posibilidad de segmentar, salvo que el cliente ya lo haya segmentado en paquetes de artículos de acuerdo a la cantidad de palabras, entonces te resultará más fácil la cotización.

ERRORES EN LA COTIZACIÓN

Al ser principiante seguramente cometerás errores al cotizar. Por ello te conviene evaluar la cotización con un costo adicional de un porcentaje que tú mismo estipularás y se lo comunicaras al cliente. 

Si el cliente sabe con anticipación que el trabajo solicitado puede tener un costo extra no se negará a abonártelo, pero si no lo aclaras desde un principio, ese costo extra será a tu cargo, es decir que no lo podrás cobrar.

Asegúrate antes de comenzar con el trabajo sobre todos los detalles que son necesarios para poder entregarlo de la mejor manera y a tiempo, pues muchos clientes no saben lo que quieren o tú lo malinterpretas y por ende el trabajo final no será de su agrado.

Asimismo puede suceder que el cliente no tenga las ideas claras, te indica un trabajo pero sin mayores detalles y estos los va agregando de a poco en medio del trabajo, con lo cual afectará a tu cotización, pero si tú la has acarado desde el comienzo y su solicitud no se incluyó en tu cotización deberás hacerle comprender que deberá abonarte un dinero extra.

La cotización debe contar con varios puntos estratégicos como:
Tú realizas el trabajo, lo terminas y tu cliente debe abonarte contra entrega del mismo.
Incluye costos extras.

Indica cuál es la forma y el método de pago que aceptas.

APRENDE A DELEGAR

Muchas veces te encontrarás con la necesidad de delegar trabajo porque por ejemplo puedes dedicarte a escribir un libro electrónico pero no tienes tiempo o no sabes diseñar la portada y necesitarás contratar a un tercerizado para este trabajo.

Contáctate con un diseñador, pídele un presupuesto y luego agrégale a ese presupuesto un porcentaje que será tu comisión para luego comunicarle a tu cliente el costo final. Nunca realices una tarea demás gratis.

Si tu cliente no está de acuerdo porque le parece un costo alto, pues bien, olvídate de contratar a un tercerizado, deja esa tarea para tu cliente.


No te recargues de trabajo porque si tienes varios proyectos para realizar no podrás ocuparte de todos ellos, solo por complacer a un cliente.

Ver: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario